lunes, 25 de noviembre de 2019

Tu fantasma

Esta canción está dedicada a alguien a quien Silvio extrañaba tanto que no era capaz de quitárselo de la cabeza. Entonces decide escribir una canción para que vuelva, explicándole lo que le ocurre en su ausencia. Parece como si fuera alguna pareja por las expresiones que utiliza, por eso lo interpretaré como dedicado a una mujer.

Me decido a tararearte
todo lo que se te extraña,
desde el siglo en que partiste
hasta el largo día de hoy.

Silvio, en esta estrofa, dice que ha decidido escribir en una canción lo mucho que extraña a esta persona. Dejando claro que hace mucho tiempo que se fue.

Me acompaño de guitarra,
porque yo no se de cartas,
y además ya tú conoces
que ella va donde yo voy.

Lo hace a través de una canción, aunque lo lógico sería a través de una carta. Pero es lo que sabe hacer y siempre va acompañado de la música.

Lo único que me consuela
es que uso dos almohadas,
y que ya no me torturo
cuando te hago trasnochar.

Para ver el lado positivo a su ausencia, dice que usa dos almohadas. Pienso que se refiere a que tiene más espacio. Cuando duermes acompañado cada uno usa su almohada, pero cuando estás sólo puedes usar las dos. Por eso, este verso expresa la sensación de estar más ancho en su casa. Además, ya no se tortura cuando la hace trasnochar. Me imagino que, cuando ella estaba, se sentía mal por no dejarla dormir. 

Otro alivio es que en su árbol
los pajaritos del alba,
siguen ensayando el coro
con que te bienvenirán.

Los pájaros siguen cantando cuando sale el Sol. Y eso siempre será así, esperando tu vuelta. Pienso que se refiere a que siguen habiendo cosas bonitas que nunca desaparecerán. Y que esas cosas seguirán allí cuando vuelva,

El teléfono persiste
en coleccionar absurdos,
embrumarme sigue siendo
un deporte universal.

Y la puerta está comida
donde la ha golpeado el mundo
cuando menos una buena parte
de la humanidad.


Sigue teniendo éxito y gente que le critica. Su carrera musical sigue dándole mucho trabajo y situaciones que no comprende.  Le llaman para muchas cosas que pueden considerar absurdas, sobretodo porque lo único que le importa es su ausencia. La puerta está comida de tantos golpes que da la gente que le busca.

El cine de enamorados
tuvo un par de buenas pistas,
nuestro cabaret privado
sigue activo por su bar.

Lo que le pasa no es nuevo, ya le ha pasado a mucha gente. Incluso sale en michas películas. Sigue yendo al su bar preferido a beber para olvidar.

Se nos sigue desangrando
la llave de la cocina,
y yo sigo sin canciones
habiendo necesidad.

Sigue comiendo por ansiedad sin poder concentrarse en la escritura de canciones, porque solo piensa en eso.

Pueden ser casualidades
u otras rarezas que pasan,
pero donde quiera que ando
todo me conduce a tí.

Especialmente la casa
me resulta insoportable,
cuando desde sus rincones
te abalanzas sobre mí.

Piensa en ella en todo lo que hace, y cuando está sólo en casa, aparece el fantasma en forma de recuerdo.

No exagero si te cuento
que le hablo a tu fantasma,
que le solicito agua
y hasta el buche de café.

En días graves le he pedido
masajes para mi espalda,
los peores ni te cuento
porque no vas a creer.

Se ha acostumbrado tanto al recuerdo en forma de fantasma, que incluso le trata como si fuera una persona real.

Hay días que en tu sacrificio
acaricio tu fantasma,
pero donde iba el delirio
no oigo tu respiración.

Acaricia al recuerdo como si fuera ella pero no es real porque no respira. 

Siempre termino en lo mismo:
asesino tu fantasma,
y la diana me sorprende
recostado en el balcón.

Asesinar al fantasma significaría que borra el recuerdo, y al salir el Sol se encuentra dormido en el balcón. Pienso que recurriendo al alcohol para olvidar.

Ya no sé si lo que digo
realmente nos hace falta,
hoy no es día inteligente
y no sé ir más allá.

Pero cuando puedas, vuelve,
porque acecha tu fantasma,
jugando a las escondidas
y yo estoy muy viejo ya.

Duda de si está haciendo bien hablando de esto, pero pide por favor su regreso porque se le hace muy pesado.

Pero cuando puedas, vuelve,
porque acecha tu fantasma,
jugando a las escondidas
y yo estoy muy viejo ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario